Archives

Tagged ‘Novelas‘

Feb 15

2014

1

comments

Monsterland: Heredero Espiritual

webGOMORRACLANES

 

 

Tomó su tiempo, un cambio de formato y un renacimiento desde las cenizas, pero finalmente el primer libro de “Monsterland”, el heredero espiritual de “Gomorra”, está en la última etapa de producción.  Lo and behold.

Hay mucho de fénix en lo que hace a este libro, mucho de desnudar un proyecto para dejarlo en huesos y darle un cuerpo más formado, más acorde. Hay mucho de monstruo también. Para los que siguen mi trabajo desde el principio, probablemente saben que esta siempre fue mi pequeña gran criatura, una especie de eje kármico.  Puedo recorrer sus calles con los ojos cerrados.

Y al mismo tiempo es abrirle la puerta a tanto.  A mucha responsabilidad, por un lado. Sé que muchos de ustedes estaban esperando, algo que agradezco muchísimo. Todavía me sorprende de una forma grata y ya no tan aterradora, que todavía, más de diez años después, siga recibiendo mails preguntándome por el futuro de esta ciudad llena de habitantes quebrados por sí mismos. Por otro lado, como todo proyecto propio, es abrirle la puerta a mi propia persona, a la voz interna que dice “¿qué forma le vas a dar a esto?”.  Es considerar todo su peso, lo que significó y significa.

Tal vez por eso es un fénix. En parte Gomorra tuvo que morir, para llegar a ser lo que es ahora. Y esto es algo importante a considerar para los old time readers.  Quiero aclarar, y no quiero repetirlo mil veces, así que presten atención, que esto no es una continuación. No van a leer lo mismo que ya leyeron. Para empezar, el formato de Monsterland es híbrido con un eje en la novela seriada, no en el comic. Para ser fue reestructurado, sus huesos unidos para formar otras articulaciones. Van a reencontrarse con muchos personajes, si, pero no con todos. Y no va a ser de la misma manera.

Para seguir, están solos conmigo.  Esto es, personalmente, lo que más hizo que caminara en círculos alrededor de Gomorra, buscando desde dónde quería traerla a la vida. Crear una obra demanda muchísimo de su autor y darle cuerpo implica darse forma a uno mismo también, rehacerse en este caso. Sé, de forma intuitiva, que mucho de su postergación se debía a que no era el momento adecuado. Que éste lo sea me llena de curiosidad. Adónde vamos a ir ahora que el sello está roto y la puerta vuelve a estar abierta? Qué va a implicar esto? Para la ciudad y sus habitantes, para mí, para ustedes, a los que espero tocar de alguna forma con mis palabras?

Lo descubriremos juntos. Por ahora es momento de dejar a los viejos demonios afuera y verlos jugar. Sinceramente, espero que lo disfruten.

Y gracias, muchas gracias, por esperar.