Archives

Random

Dic 13

2017

0

comments

Disección

Por las tardes mientras merendamos, con mi mamá vemos Grace and Frankie, para los que no la conocen, es una serie acerca de dos mujeres de la tercera edad que terminan viviendo juntas y formando una increíble amistad después que sus esposos revelan que mantenían un romance entre ellos por los últimos veinte años. En este episodio (si se lo preguntan es el primero de la tercera temporada) Frankie –la artista, hippie, el “hemisferio derecho” de la pareja- exponía finalmente sus obras en una galería.
En un momento del episodio, su ex esposo se detiene frente a un cuadro principalmente de color mostaza y le describe a otro personaje como en ese cuadro puede ver el odio que tiene Frankie hacia él en cada pincelada. Más adelante encontramos el mismo cuadro, esta vez hay una señora desconocida que pasó un buen rato frente a él y Frankie se acerca a ella con intenciones de venderle el cuadro. Hablando sobre el cuadro Frankie confirma que la teoría de su ex esposo era cierta y había un simbolismo detrás del cuadro (el odio a la mostaza), pero la señora dice que se mantuvo viéndolo porque le recuerda a un cuadro que había en la casa donde ella se había críado. No era el cuadro en sí, sino ese sentimiento, y Frankie –la artista- decide que la visión de la mujer le gusta más, finalmente le vende el cuadro por lo que la mujer puede pagar.

Haber visto ese episodio el mismo día que me cruzo con mi primer material bibliográfico sobre arte fue demasiada “coincidencia” para dejarlo pasar (nota de la autora: no creo en las coincidencias). Este texto hablaba del arte y su simbolismo, de cómo las obras con mayor simbolismo se volvían más reconocidas por este que por su contenido, que como la naturaleza muerta, retratos y arte abstracto caían en una especie de limbo descriptivo al no poder aplicarles esta definición. Ese texto sumado al episodio despertó un debate en mí, tanta concentración en el simbolismo devalúan la pieza como una unidad. Lo que hizo que se mantuviera más presente en mí esta idea no fue solo los cuadros y qué hay escondido tras de ellos; considero esto mucho más amplio.
El arte siempre fue muy de la mano con su interpretación, el debate de qué hace y qué no una obra maestra siempre está presente junto a ella, pero puede fácilmente trasladarse al ahora, a lo que se consume más diaria y masivamente que una obra maestra colgada en el Louvre. Noté que este pensamiento de escrutinio y análisis exhaustivo está presente sobre cada forma de comunicación audiovisual, en series, en películas, en videos de música. Me declaro culpable de haber leído una nota de “ups & downs” de cada episodio de una última temporada, pero trato de no permitir que devalúen mi impresión de lo que consumo.

Mirar cada detalle y perderse en el análisis sin ver el todo hace que sea muy fácil encontrar algo que no nos gustó, y una nueva y creciente generación de “gente que dice lo que opina de x en internet” hace que se genere una competencia tácita de quién es más difícil de impresionar. Soy la primera en admitir que una página de reviews públicas logró arruinar cada película que vi al minuto de haberla terminado (y haberla disfrutado). Esta generación de inconformistas mediáticos que no pueden detenerse ante la imagen completa y se dedican a diseccionar todo para forzar una sensación de desilusión hace que sea cada vez más difícil disfrutar ideas nuevas. Y esta actitud de sobre analizar e impartir un juicio subjetivo le resta valor a lo que importa: sentir algo. Naturalmente no estoy diciendo que todos los consumidores se comporten igual, pero son los suficientes como para no dejar ver a los que piensan distinto. Incluso las películas y series de mayor aceptación masiva son juzgadas constantemente por no mantener el estándar de calidad que se espera de ella. El nuevo receptor consentido fuerza su visión de cómo “deben” ser las cosas en un mensaje que se esfuerza más y más por responder a esto, perdiendo en la desgastante tarea de conformar gran parte de su esencia. No estoy comparando cine y series con una obra maestra; distintas ramas de expresión artística conllevan distintos análisis, eso sí lo comparten.

Me voy por la tangente como usualmente hago, a lo que voy es que este análisis exhaustivo en busca del simbolismo, del detalle, del mensaje, pone una lupa sobre una mancha de tinta y trata de encontrarle el significado, mientras el resto del cuadro trata de contar una historia.

Dic 31

2013

0

comments

Insomnia sketching

codygirl

dokuga

webcatwoman

 

 

bocetos hechos en base a sugerencias en nuestro face. Catwoman terminó siendo mi preferida a pesar de haber sido la última.

May 25

2013

0

comments

Gutterland y las cafeterias de Buenos Aires II

Continuando nuestra misión de visitar todos los cafés notables de la Ciudad, Gutterland terminó en la Confitería Ideal . Para empezar, es tranquila, al menos a la tarde. Gigaaante y tranquila. Creo que en las dos veces que fui no habían más de tres mesas ocupadas (asumo que se llena durante los shows de tango, así que tal vez sea mejor evitar los horarios nocturnos si sólo quieren ir a un lugar a charlar/dibujar/escribir) Y tienen chocolate caliente (y el cuadradito de coco estaba tibio! tibio! <3 Marvelous!).

Y mesas grandes. Y el interior es hermoooso.

Y la música ambiente está a un volúmen perfecto.

O sea, cumple todas las características necesarias para que sea genial pasar la tarde dibujando ahí ^__^ (… ya la testeé con ese propósito y pasé dos horas dibujando in situ, mhwahahaha). El Gato Negro me gustó más por ser más acogedor, pero la Ideal es mucho más cómoda para tardes creativas (y más imponente a nivel decoración, aunque la ausencia de gente hay veces que la hace ver medio fanstamagórica. Lo que no es particularmente malo, da para escribir historias que pasen ahí ^^)

Ahora hay que elegir la próxima víctima .  The quest goes on and on!

 

 

 

 

 

May 01

2013

0

comments

GUTTERLAND Y LAS CAFETERIAS DE BUENOS AIRES

Entre las muchas cosas que nos gustan a los habitantes de Gutterland, en el top ten definitivamente figura Buenos Aires, con todas sus inacabables contradicciones, tradiciones y otras cosas que terminan con “-ciones” (Construcciones? Me gusta la arquitectura de la Ciudad ^^).

La otra es el café. Y el chocolate. Y el caféchocolatecappuccinocoffeetime *¡magickal twirl!*

Por sus poderes combinados, no es inusual que cuando tengamos que juntarnos, ya sea a charlar o a trabajar, lo hagamos en un café. Buenos Aires + café/chocolate -cocoa cappuccino!!!- + amigos: Happiness! (incluso cuando a esta ecuación se le suman “estar tres horas escribiendo/dibujando” o “estar tres horas discutiendo cómo organizarnos/llenando formularios”)

Como seguimos estando con un cronograma del infierno -y seguiremos igual hasta Septiembre, más vale que valoren nuestro arduo trabajo entonces!-, este martes pre-feriado se transformó en un “martes de ponerse al día” (continuado por “una madrugada de llenar formularios”).
Así que post-taller fui a tomar café con nuestro abogado de la maravillosidad y charlar sobre life, art y lo linda que es Buenos Aires. To the Black Cat. Meow.

El Gato Negro es heeeeeeeedmoso. Es uno de los cafés tradicionales de la calle Corrientes, con mucha madera, decoración al tono y música que acompaña. Las mesas no son tan cómodas como para ir una tarde a quedarse dibujando, pero sí es genial para sentarse a debatir, leer o escribir con una buena taza de chocolate caliente (si, si, sé que debería haber pedido café o té -tienen tremenda variedad de tés-, pero había tomado demasiado café para un día, y el chocolate me tentó) y alguna de las many pastries que tienen en el menú.

Mmh. yummy.

La siguiente parada fue doce horas después, con Lu, en “Torcuato y Regina”, frente a Plaza San Martín. Cappuccino Breaksfast Time, post un all-nighter de estar hablando sobre life and art con Leo mientras trabajabamos en algunas de las cosas que pronto van a ver por acá. Gracias, gracias TyR por estar abierto el 1 de Mayo. Valoramos su dedicación al trabajo y su decoración y música al tono. Aunque no me gustó tanto como le black cat of pretty and awesome chocolate, este café sí tiene mesas perfectas para pasar un par de horas dibujando/escribiendo. Opciones, opciones!

¿Ustedes también son de salir a escribir/dibujar en cafeterías o lugares símiles? ¿Tienen alguno para recomendar?

Abr 24

2013

0

comments

I got you little runaway

Considerando que este período del año es bastante pesado en la agenda de Gutter Glitter en lo que se refiere a producción, el martes pasado Lu y yo nos tomamos el único break que habíamos programado hasta Junio (miren que trabajadoras que somos, las cosas que hacemos por nuestros proyectos!)

La razón no era sólo un merecido mini-descanso (porque no descansamos), sino que era una cita ineludible.

O sea, fue el show de Super Junior. No podíamos no ir. Es fucking SuJu.

Read more →

Abr 21

2013

0

comments

Tenemos sitio!

Finalmente tenemos un techo bajo nuestras cabezas, después de años de sólo tener el header de Italo Western marcando el camino hacia las redes. Ahora hay contenido! y cosas! Y horas de estar modificando el template.

Espero que sientan el amor que les demostramos con nuestro esfuerzo >_>

Pero bueno, oda a la alegría aside, novedades y recordatorios:

  1. Primero que nada, el 5 de mayo termina la convocatoria abierta para Psychopomp II! ¿Que están esperando? En caso de que no se hayan enterado (gasp!), toda la info está en la sección “proyectos” de nuestro sitio. Porque tenemos una sección “proyectos”. Y un sitio. Nó sé si ya se los dije. Por las dudas lo repito.
  2. del 1 al 4 de agosto vamos a estar participando de Crack Bang Boom!, uno de nuestros tres eventos preferidos (los otros dos son Dibujados y las Jornadas. Si, mostramos favoritismo! Invitennos a participar del resto así podemos agregarlos a nuestra lista de favourite social artsy events!
  3. Tenemos sitio!

Saludos!