Archives

agosto, 2017

Ago 03

2017

1

comments

Sobre las Residencias para Artistas

Con el viaje a Helsinki confirmado para Diciembre de este año (toda la felicidad), aprovecho para hacer este post que había quedado pendiente del año pasado, y de paso responder varias de las preguntas que me hicieron al respecto.

Primero, las definiciones. Lo que es  y no es. Una residencia para artistas NO es un hotel para artistas. No es que por nuestro desempeño artístico nos están dando un hospedaje barato o gratuito. Una residencia para artistas se acerca un poco a lo que la residencia es para otras profesiones. Un espacio donde, por una determinada cantidad de tiempo, uno está para desempeñarse en su profesión.

Por lo tanto, donde se va a armar un proyecto.

Las residencias para artistas, como el arte, vienen de todos los tamaños y colores. Las hay específicas para ciertas disciplinas (abundan las residencias específicas para pintores, cineastas y fotógrafos, por ejemplo), como también hay muchas que incluyen un espectro más amplio del hacer artístico (por ejemplo, la de Kemijärvi, a la que fui el año pasado, tiene un gran espacio de trabajo para escultores -el área donde se centra-, pero acepta artistas de todas las disciplinas). La gran mayoría estipulan el máximo de tiempo o la época del año en que se realizan. Algunas cubren gastos, otras no.

Todas son un espacio para trabajar.

Por lo tanto, a la hora de decidir realizar una residencia artística, lo primero que tenemos que preguntarnos es:

¿Qué queremos hacer? ¿Qué proyecto queremos realizar? ¿Qué tipo de instalaciones vamos a necesitar?

Después, vendría la siguiente pregunta: ¿Dónde? ¿Por qué es necesario que sea en x lugar y no en otro?

Una vez que ambas cuestiones están definidas, es hora de empezar a buscar la residencia que es acorde a nuestro proyecto. Para esto, yo tiendo a usar ResArtis. Para los que no conocen este sitio, es un graaaaan listado de residencias en nuestro querido planeta, donde podemos encontrar los detalles de cada una de ellas. Qué requisitos piden, la duración de la misma, qué disciplinas incluyen, qué gastos cubren y cuáles tiene que cubrir el residente, cuántos residentes aceptan al mismo tiempo, la historia de la residencia, etc.

La búsqueda se puede realizar por múltiples keywords, y por país. Happy searching!

Una vez que tenemos una residencia a la que nos interesa enviar nuestro proyecto (sugiero buscar las opiniones de residentes previos online, para tener una idea de qué van a encontrar y si es una residencia recomendada o no), es la hora del papeleo.

La gran mayoría de las residencias piden:

  • CV 
  • Portfolio (pdf con múltiples imágenes, en un archivo liviano.)
  • Sitio Web
  • Carta de Intención

Asumo que las tres primeras ya las tienen. Para la última es para la que vamos a necesitar las respuestas a nuestras preguntas iniciales, porque es la carta específica para cada residencia en la que queramos participar. Qué queremos realizar, y por qué queremos realizarlo en ese lugar.

Traten de ser concisos y honestos en sus cartas. Incluyan qué proyecto quieren hacer, cómo lo van a hacer, y por qué. Por qué quieren hacerlo, y por qué lo quieren hacer en esa residencia en particular; en un espacio que no sea mayor a dos carillas.

Algunas piden, también, menciones en la prensa de su trabajo. Pueden agregarlas en su CV.

Luego sólo queda enviar y esperar, e, idealmente, prepararse para un gran período de aprendizaje, desarrollo artístico, y aventura :)