Blog

Novedades, behind the scenes y momentos de sociabilización extrema. El Guttermonster es un monstruo amigable.

It’s MVD Comics, baby!

 

MVD Comics, finally!

Este último fin de semana, manteniendo la costumbre, fui a MVD Comics. Digo la costumbre, porque cada vez que Lu y yo intentamos ir para el evento, algo le pasa a alguna y termina siendo un viaje en singular. Por este jinx que nos acompaña, esta vez fue mi primera vez en MVD Comics (y en Uruguay). Wheee!!!

Este evento tiene una mística, en mi memoria, forjada por la historia. Recuerdo ver propagandas de MVD Comics en revistas de comics argentinas y considerarlo inalcanzable (era muy pequeña en ese entonces, subirme sola a un bote no era una opción) y por lo tanto, dueño del misterio que caracteriza lo inalcanzable.

Es un evento con quince años encima, un número muy respetable. 15° edición no es un número que se ve seguido, y eso habla muy bien de la constancia y esfuerzo detrás de la organización de este espacio de cuatro pisos de fanatismo por los comics y las obras relacionadas.

Y así fui(mos), entre la mística y lo legendario, cruzando el charco en una mini-ordalía que incluía el peso de cien libros encima.

Fiorella Santana, artista con un estilo que coquetea con lo barroco, victoriano, y una pasión por los comics de superhéroes importante; parte de Tótem y Powah, fue gracious enough de hospedarme en su hometown durante este finde y educarme en las pequeñas diferencias culturales entre estas capitales que rodean la Cuenca del Plata (como el chivito que no tiene nada que ver con chivos, los bizcochos dulces y salados, y cómo sus facturas son sólo parte de transacciones)

Es interesante como, de la misma forma en que visitar un evento es un lugar de encuentro para los lectores de cómics, participar en uno desde el otro lado del stand es también un espacio de encuentro con colegas, con los que se van forjando amistades que crecen evento tras evento. Siempre es un gusto reencontrarme con otros autores y editores, compartir charlas sobre esto de autogestionar proyectos, y extender el horario del evento hasta la madrugada, ya no en el predio pero en algún bar, bebidas en mano y pizzas cortadas en tiritas o chivitos sin cabra acompañando. Son momentos que espero tanto como el (re)encuentro con los lectores, todos parte de esta gran familia que tiene en común a la narrativa en cuadritos.

Así que Montevideo Comics, además de ser la oportunidad de ser parte de un evento que significaba tanto para mí (evento que no me decepcionó en mi amor a la distancia. ¡Es gigante! ¡El predio es hermoso! ¡La cafetería estaba a veinte metros de distancia y tenía una pastelería maravillosa!) y de reencontrarme con el team de autores uruguayos; fue la maravillosa oportunidad de conocer lectores con los que, de otra forma, no hubiera podido conversar cara a cara. Gracias a todos ellos, por el feedback, por disfrutar de mis dibujos, por agotar los ejemplares de varios de los títulos que había llevado conmigo, pero por sobre todo, por valorar el esfuerzo y cuidado que le ponemos a nuestro catálogo :)

¡Que el cosmos nos lleve a reencontrarnos el año que viene! Pasaron un par de días desde MVD Comics, y es un evento que ya extraño.
-Pau

A aquellos que se quedaron con ganas de llevarse nuestros títulos, pueden encontrarlos en Uruguay en el stand de Powah!, en las convenciones en las que ellos participan (y de paso llevarse algunos de sus libros, si es que todavía no los tienen); o pedirlos a través de nuestra tienda online, desde la cual se los enviaremos a sus hogares a través de los poderes místicos del correo.

Agradecimientos especiales a: Fiorella Santana, Pablo Praino, Magnus, Torko, AUCH, el team gutter por el support logístico, y por sobre todo a los organizadores del evento por hacer posible un espacio de celebración de los cómics tan lleno de magia.